CÓMO LIMPIAR PLATA Y ACERO: AQUÍ ESTÁ EL SECRETO

Deshazte de marcas y huellas dactilares, dile adiós al acero sucio y a la plata opaca y saluda a tu tiempo libre. Al entrar en una casa, es prácticamente imposible no encontrar objetos o complementos de decoración de acero o plata.

El acero es una aleación muy resistente y, por tanto, se utiliza en todos los contextos agresivos, como en la industria (cocinas industriales, herramientas de trabajo), pero también en el hogar (muebles de exterior, fregaderos, grifos, etc.).

La plata , por el contrario, es sencillamente elegante. Da ese toque de cuidado y refinamiento a objetos como cubertería, joyería y complementos de decoración en general.

¿Qué puede hacer que estos dos materiales tan diferentes sean similares? ¡La tierra, por supuesto!

Manchas, huellas dactilares, partes ennegrecidas y opacas están siempre a la vuelta de la esquina dispuestas a amenazar y atacar el esplendor y el brillo de estos metales. En ocasión de una limpieza importante o de una visita inesperada, siempre es el momento de que tus superficies de acero y plata luzcan con una bonita mancha claramente visible.

Hasta aquí, nada raro: es normal que con el paso del tiempo y el uso (la plata, en particular, se ennegrece y se vuelve opaca con el tiempo simplemente en contacto con el oxígeno), tus objetos de plata y tus superficies de acero ya no tengan el esplendor de la pasado.

En consecuencia, salvo que quieras encerrarlos en cajas y olvidarlos en el garaje, tendrás que encargarte de su limpieza. Para la mayoría de las personas, el verdadero problema surge en este punto.

Cuando te das cuenta de que ha llegado el momento de limpiar la plata y el acero, te sientes abrumado por una serie de soluciones difíciles de poner en práctica porque requieren métodos de abuela, herramientas inadecuadas y mucho tiempo que seguramente podrías dedicar a actividades más placenteras. ¿Algún ejemplo?

  • Pasta de ceniza que se obtiene hirviendo 100 gramos de ceniza de madera durante más de una hora en una olla vieja, revolviendo con un palo de madera.

  • Vino blanco mezclado en un vaso de agua hirviendo con bicarbonato de sodio.

  • Mezcla de jugo de limón y peróxido de hidrógeno.

  • Recipiente de vidrio forrado de aluminio, lleno de agua, sal gorda y bicarbonato.

Pero la mejor parte llega ahora:

  • Agua de cocción de patatas mezclada con vinagre.

  • Frotar con pasta de dientes.

  • Frotar con aceite de oliva virgen extra.

Además, si intentas utilizar esponjas abrasivas o metálicas corres el riesgo de rayar permanentemente las superficies que sólo querías limpiar. Por si fuera poco, la mayoría de los detergentes que encuentras en el supermercado son muy agresivos; Además de lastimarte, pueden, una vez más, dañar permanentemente las superficies que solo deseas limpiar.

Te darás cuenta de cómo estas soluciones, por válidas que sean, no se pueden aplicar. No hay tiempo, no siempre se tienen todas estas herramientas a mano. La limpieza debe ser inmediata, sencilla y rápida.

Pero realmente, ¿es tan difícil pulir la plata y el acero? No, absolutamente no.

Lo único que necesitas es un producto que millones de personas como tú ya están utilizando, con enorme satisfacción y ahorrando tiempo. Por favor continúa leyendo.

Scracchio es el paño milagroso que hará brillar tus superficies de acero y plata .

La marca Scracchio es TU solución definitiva. ¡Abandona tus preocupaciones y recupera el tiempo para dedicarte a ti, a tu familia, a lo más cercano a tu corazón!

Existe un producto Scracchio para todas sus necesidades, es el resultado de la aplicación de tecnologías de producción avanzadas junto con el uso de materias primas seleccionadas y valiosas.

Sus excepcionales cualidades de resistencia, elasticidad y practicidad lo han hecho único e insustituible para mantener el acero y la plata brillantes durante más tiempo. ¿Queremos hablar de las VENTAJAS?

  1. Sentido práctico. No es necesario combinar Scracchio con un detergente químico; Funciona muy bien solo, mojado con agua del grifo.

  2. Larga duración. Lee los testimonios de personas que ya no necesitaron comprar continuamente ropa nueva DURANTE AÑOS.

  3. No deja pelusa. En las superficies que vayas a tratar NUNCA NUNCA tendrás que eliminar ni un solo pelo o residuo. Tus artículos permanecerán limpios e inmaculados.

Para usos más específicos, aquí tienes otros paños Scracchio adecuados para ti:

  • Si la superficie de acero a tratar es una encimera o un fregadero se puede utilizar Scracchio Cucina ;

CÓMO UTILIZAR SRACCHIO:

  1. Moja el paño Scracchio con agua corriente y, desde el lado opuesto de la tela (opuesto a la marca), limpia la superficie.
  2. Enjuáguelo con agua corriente y escúrralo, luego use la parte de la tela donde está presente la marca para secar la superficie.

En ambos casos, para eliminar el exceso de suciedad e incrustaciones, se aconseja diluir 2 tapones de Detercrema Universale en 5 litros de agua.

Detercrema Universale es un detergente Natural y Ecológico , NO AGRESIVO porque se obtiene a partir de extractos de plantas.

¿Con qué frecuencia hay que repetir estas operaciones para tener plata y acero brillantes? Bueno, esto depende del tiempo que tengas disponible y de la intensidad con la que se utilicen los objetos y superficies en cuestión. Está claro que repitiendo la limpieza varias veces por semana el procedimiento parecerá más sencillo y menos agotador.

Por el contrario, si pasan más días entre una limpieza y otra, la suciedad tenderá a sedimentarse más.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados